23 de septiembre de 2016

XIV Jornadas "Leer y Escribir para aprender"



“A escribir bien se aprende y se enseña. Buenas prácticas de Bibliotecas Escolares”

 Escribir bien y bello no es escribir correctamente, aunque lo implique. Para lo último contamos con diccionarios, con gramáticas. Pero para lo primero sólo con nosotros mismos, y esa capacidad la tenemos, pero hay que ejercitarla.
Fomentar la escritura creativa desde edades tempranas impulsa y desarrolla el aprendizaje de la lengua, desde la amplitud de vocabulario al conocimiento de la estructura y formas que constituyen el idioma. Promueve el gusto por la lectura y acerca géneros y autores literarios. Al mismo tiempo nunca es tarde para penetrar en ese universo.
Junto a la mejora cognitiva, el trabajo con la escritura creativa promueve la atención, la memoria, la comprensión, la creatividad, la concentración, la imaginación, el trabajo colectivo... Compartiremos esa pasión por la imaginación, por la composición escrita, pero sin obligaciones que lo conviertan en un hecho aborrecible; muy al contrario, induciendo a ello a través del juego, de la vinculación con nuestras propias vidas, con nuestras fantasías y dudas, limitándonos a potenciar nuestras inclinaciones, a consolidar nuestros balbuceos

0 comentarios: